Cumpleaños aplazado, ilusión intacta

Alma decidió que, hasta que no pueda celebrar su cumpleaños, no se va a cambiar la edad.

“Este año no me pierdo el cumpleaños de mamá por nada del mundo”, pensé con determinación hace unos meses. Y estoy segura de que no fui la única.

Para quienes vivimos lejos de España, decidir a qué aniversarios o celebraciones no podemos faltar no es nada fácil, sobre todo si no se dispone ni de tiempo ni de recursos infinitos. Aprendes a priorizar y, en mi caso, la prioridad tiene nombre propio: Alma, mi madre.

Lo teníamos todo perfectamente planeado. Yo llegaría a Madrid a tiempo de su cumpleaños el pasado 30 de marzo. Pasaríamos unos días juntas en casa y luego ella me acompañaría de regreso a Miami para estar conmigo una semana larga.

El paso del tiempo no ha mermado su pasión por los viajes y la aventura;  por más lejos que me vaya, siempre encuentra la fuerza y la ilusión para venir a verme.

Pero, como dice el viejo refrán: “si quieres hacer reír a Dios, cuéntale tus planes”.

La rápida propagación del coronavirus hizo que muchos de nosotros nos quedáramos en tierra. En mi caso no fue tanto por miedo a ser confinada en el punto de destino, sino porque viajar para alojarme en casa de mi madre y arriesgarme a contagiarle una enfermedad de la que bien podía ser portadora asintomática no era opción para mí.

Y así llegó el día 30 y mis hermanos y yo hicimos lo posible para que mamá nos sintiera cerca. Con canciones, vídeos y llamadas quisimos transmitirle nuestro cariño y compañía como si estuviéramos en el salón de su casa. También intentábamos sobreponernos a nuestra propia tristeza y animarnos.

Ella consiguió esto último rápidamente. Nos dijo que posponía la celebración de su cumpleaños, como tantas otras fiestas y eventos que han quedado aplazados para cuando podamos salir de nuestro confinamiento.Pero no se quedó ahí. Anunció que, de momento, no cumple la nueva edad. Así, tendrá 84 años más 12, 13 o los meses que sean hasta que nos reencontremos y ella sople las velas. Será el inicio oficial de una nueva era, la de sus 85 años y la del final del aislamiento.

2 comentarios sobre “Cumpleaños aplazado, ilusión intacta

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: