Encarna, Nica, Pepita, Cochín y Miguel se curaron

img_2761
Así celebraron su curación una familia de Alcalá de Henares (Madrid).

Son muchas las personas mayores que han superado el COVID-19, aunque es cierto que la morbilidad y la mortalidad es mayor en edades avanzadas, la realidad es que la mortalidad se sitúa en el 8% entre los pacientes de 70 a 79 años y 14,8% en mayores de 80 años, según datos del Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Sólo un puñado de casos han saltado a los medios de comunicación pero son algo más que excepciones curiosas, son una ventana a la esperanza para toda una generación que no merece el miedo.

La señora Ana María tiene 86 años y a pesar de su optimismo natural lleva un tiempo que no es la misma. El miedo a contraer el dichoso coronavirus o a que lo “cojan” alguno de sus hijos, nietos o biznietos (que tiene tres) la tienen asustada y preocupada. Ella se sigue levantando muy temprano y prepara los  platos tradicionales de la gastronomía española que le enseñó su madre y una dura vida de trabajo: cocido andaluz, patatas con carne, gazpacho o croquetas de pollo. Aun el temor no le ha robado toda su alegría. Ana María vive en Alcalá de Henares, provincia de Madrid, la que muchos medios de comunicación denominan la zona cero de España en la pandemia de coronavirus. La televisión no ayuda con ese macabro cuenteo de muertos e infectados y esa coletilla de “a quién más afecta es a las personas mayores”.

homenaje-a-los-mayores-de-torrejc3b3n-de-ardoz
Escultura “Homenaje a los Mayores” del escultor José Luis Fernández situada en la Plaza Mayor de Torrejón de Ardoz (Madrid).

Ana María es un ejemplo de esas personas mayores que ven con alivio la curación de hombres y mujeres de avanzada edad, aunque esto sólo es noticia cuando se trata de pacientes centenarios. Uno de los ejemplos más llamativos es el de Encarna Buisán, vecina de Biescas, en la comarca del Alto Gállego, de la provincia de Huesca. Según informa el Heraldo de Aragón, Mari Carmen, la hija de Encarna resumió con sencillez lo que supone la curación de su progenitora que obtuvo el alta médica del Hospital San Jorge el pasado 31 de marzo: “quiero que esto sea una esperanza para todo el mundo, que vean que mamá, que entró en el Hospital con 100 años y cumplió aquí 101, ha salido porque esta enfermedad se cura”.

Nica: 104 años

Otro caso de mujer centenaria curada es el de Nica, una vecina de Coslada (Madrid) que cumplirá 104 años el próximo mes de junio, y ha sido dada de alta en el Hospital del Henares tras superar el coronavirus, como ha explicado su nieta “tiene por delante una recuperación de algunos meses pero está bien” (República).

A ellas se suma Pepita, de 95 años, que superó el coronavirus tras dos semanas de ingreso en el hospital Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid). Esta mujer de 95 años abandonó entre aplausos el centro sanitario y como explicaba al digital Huffpost su doctora, Ana Muños, “es todo un ejemplo de fortaleza”.

Desde Yecla (Murcia) también llegaba la buena noticia de la curación de una pareja de veteranos. Conchín, con 85 años, y Miguel, con 86, dejaron claro que se puede vencer al virus, y el pasado 2 de abril les dieron a ambos el alta médica entre ovaciones y música de los sanitarios del hospital de la localidad. Un aplauso para las ganas de vivir y una oportunidad para la esperanza.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: