Un modelo de consumo más consciente para el futuro que se nos viene

Ámsterdam empezó a aplicar el método dónut.

Después de varias semanas de confinamiento, en momentos en que se empieza a hablar de la desescalada y de una “nueva normalidad”, somos cada vez más los que nos planteamos cómo será ese mundo o esa vida post-coronavirus.

En algunos lugares del planeta, esas teorías de un nuevo mundo más consciente y más humano se plasman ya en planes concretos.

Es el caso de Ámsterdam, Países Bajos, que hace varios días decidió aplicar el llamado método dónut.

No es un concepto holandés ni surgió a raíz del coronavirus, pero de alguna forma la pandemia ha acelerado su puesta en práctica.

¿En qué consiste?

Un mundo más sostenible

La premisa es la siguiente: una ciudad próspera será la que satisfaga las necesidades esenciales de todos, desde la educación y la salud hasta la igualdad, pasando por el derecho a la vivienda y a la seguridad alimentaria.

Al mismo tiempo, esa ciudad próspera debe proteger los límites del medioambiente tanto en lo local como en lo global y lo hará minimizando los efectos del cambio climático, evitando la pérdida de biodiversidad y la acidificación de los océanos.

Esta visión de un espacio seguro y justo para la humanidad lo representó la economista británica Kate Raworth en forma de dónut en su bestseller de 2018 Doughnut Economics.

Las necesidades que mencionábamos al principio formarían la parte interior del círculo o dónut. Los límites medioambientales, la parte exterior.

Entre el exterior y el interior está la masa del dónut, lo más rico, que es donde se encuentra el bienestar de los ciudadanos.

Actualmente, las ciudades carecen de esta ambiciosa visión.

¿Cómo será el mundo después de la pandemia?

Cómo lo aplicará Ámsterdam

En Ámsterdam, la idea es implantar una economía circular en la que el reciclaje y el nuevo uso de recursos naturales y materiales esté en el centro.

El objetivo, como explica eldiario.es, es reducir un 50% el consumo de materiales nuevos en los próximos 10 años.

La vicealcaldesa de Ámsterdam, Marieke van Doorninck, presentó varias de las medidas incluidas en el plan, como el fomento de productos de larga duración, el combate a la obsolescencia programada y la adopción de medidas para que restaurantes y hoteles donen la comida que les sobra en lugar de tirarla.

Como ha explicado Raworth en varias entrevistas, su método no ofrece soluciones específicas a corto plazo, sino una nueva forma de abordar la economía de las ciudades.

Pasada la emergencia sanitaria, puede que sea el momento ideal para replantearnos cómo vivimos.

Un comentario sobre “Un modelo de consumo más consciente para el futuro que se nos viene

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: