Paseos en la Fase 0

 

Mapamundi_Donde estamos

La palabra ‘confinamiento’ ha unido como pocos hechos históricos a ciudadanos de todos los continentes en un fenómeno global. Pero el paisaje que transitamos y sus circunstancias aportan visiones diferentes en los primeros paseos tras el encierro. Miami (Estados Unidos), León, Alcalá de Henares, Reading (Inglaterra), Madrid, San Bartolomé, en la isla de Lanzarote, y Huesca son los escenarios desde los que cada día miramos al mundo los siete componentes de este proyecto informativo, en el camino a eso que algunos llaman ‘la nueva normalidad’.

img_5297 El paseo de Miami Beach, con la playa cerrada al público.

 

Era difícil que un lugar tan turístico como Miami Beach perdiera totalmente su ambiente vacacional. Y no lo ha hecho. El coronavirus hizo que parques, restaurantes y el principal reclamo de la zona -la playa- quedaran cerrados al público. Se recomendó que nos quedáramos en casa, pero el paseo que bordea la playa no se quedó desierto. Y ahora que ha empezado la reapertura gradual, está todavía más concurrido. Casi todos llevamos mascarilla, la señal más evidente, junto a las vallas que impiden el acceso a la playa, de que las cosas no son como antes.

descalada-2-1
Una céntrica calle de la ciudad de León durante el primer día de desescalada.   ©SAÚL ARÉN

Por fin ¿libres?. Lo primero que sentí al salir a la calle fue: ya puedo decidir. El recorrido se inició de una manera inusual por la ciudad de León. Congregación de vecinos, algunos a los que casi ni conocía, en la calle. “¿Cómo estáis? ¡qué sensación! ¿Hay mucha gente? … Conversaciones menos efímeras de lo habitual en la que todos, sin excepción, nos alegrábamos de la cuenta atrás hacia la normalidad. El horizonte del kilómetro marcó el recorrido. Cientos de personas, muchas bicicletas, más que las que recordaba, habíamos decidido darle una bofetada al miedo e irnos a la calle, eso sí, con pocas mascarillas. Fue una hora de recorrido, lento, pausado como saboreando cada instante, cada rincón…. Ya estamos de vuelta.

alcalc3a1 Una calle de Alcalá de Henares durante el primer paseo de la desescalada.

¡Todos a pasear! Como si alguien hubiera lanzado una orden irrevocable, de pronto a las 8 de la tarde, las calles se llenaron de ordenadas filas de parejas que con sus guantes y mascarillas recorrían con paso tranquilo las calles de Alcalá de Henares. Los más mayores miraban con enfado a algunos jóvenes que se saltaban las normas y se sentaban a charlar en cualquier sitio. Sus risas y su proximidad física sólo se vieron alteradas cuando un coche de la policía se aproximó sigilosamente. Los agentes miraron desafiantes a los adolescentes que rápidamente se dispersaron. Mientras se alejaba el automóvil, continué con mi paseo por esta vieja ciudad que nunca ha visto tan extraña “peregrinación”.

reading-in-lockdown
Una de las principales calles de Reading, al Sur de Inglaterra, aparece desierta.

Cuesta creer que una de las arterias de Reading, donde normalmente los atascos son una constante incluso a horas intempestivas, presente esta imagen de ciudad fantasma. En el Reino Unido, las normas de confinamiento permiten salir una vez al día para hacer ejercicio, sin limitación horaria o de edad, así que no es extraño toparse con ciclistas, corredores o gente paseando por la calle, aunque son los parques y las orillas del Támesis los lugares más frecuentados. El distanciamiento físico se respeta escrupulosamente entre los transeúntes. Eso y la ausencia de tráfico son quizá lo más llamativo cuando se sale a pasear.

Madrid_parque
Uno de los numerosos parques de Madrid.

Para mi primer paseo, elegí las ocho en punto de la tarde. Quería acompañar los aplausos de agradecimiento desde la calle, ya que desde mi casa apenas veo balcones, y es un momento que ha marcado nuestros días desde el inicio del confinamiento. Después, como vivo en uno de los barrios más verdes de Madrid, fui a reencontrarme con la naturaleza. Árboles, agua, césped, flores y gente. Mucha gente. En pocos minutos, la vía verde cercana estaba abarrotada de personas paseando en una tarde casi veraniega. Me sorprendió mucho también ver innumerables bicicletas. De esas que han estado mucho tiempo olvidadas en el fondo del trastero y que han sido recuperadas para celebrar que ¡ya podemos salir!

Puesta de sol desde la zona de jable de Lanzarote.

Vivo en San Bartolomé, un pueblo rodeado de jable (arena del desierto) y de rofe (arena del volcán). Estamos en el centro de la isla de Lanzarote, así que desde mi ventana puedo ver el mar de la costa sureste y, si me dejaran caminar un kilómetro, podría ver el mar de la costa noroeste. Mi primer día de paseo durante el confinamiento me llevó, por lo tanto, hacia la costa oeste a través del jable. Me encontré con varios paseantes y deportistas, agradecidos de la puesta de sol y del aire fresco de los alisios.

“Esto parece San Lorenzo”, es una de las frases más escuchadas en Huesca cuando a las ocho de la tarde se llenan de bullicio las calles. La música en los balcones y las voces toman el relevo a los aplausos, mientras los paseantes recuperan un espacio familiar y a la vez extraño. Alegría, ganas de disfrutar y algo de miedo se esconden tras las mascarillas, junto al anhelo de una proximidad por el momento prohibida.  Compartir el espacio, aunque sea a distancia, aporta sensación de comunidad en una pequeña ciudad en la que es habitual toparse con conocidos. No es normalidad, y todos lo sabemos, pero hasta el verano inesperado parece querer cerrar una primavera que nunca quisimos vivir.

 

Un comentario sobre “Paseos en la Fase 0

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: