Mascarillas: yo te protejo, tú me proteges

Con la ola de calor, la mascarilla incomoda y sofoca pero su uso está más que justificado porque, según los expertos, los protectores faciales captan menos partículas de coronavirus y, si la dosis viral es menor, la enfermedad podría ser más leve.

Es el argumento de Monica Gandhi, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de California en San Francisco, quien sostiene que “diferentes tipos de mascarillas bloquean el virus en grados diferentes, pero todas bloquean la entrada del virus: una menor exposición facilita que el sistema inmunitario pueda combatir intrusos”. Los cubrebocas pueden disminuir la gravedad de los síntomas o incluso evitar por completo la infección.

Llamada a la conciencia social

El personal sanitario, que ha convivido estrechamente con la enfermedad, insta a la utilización de protectores en beneficio de todos. Arrate, enfermera en la unidad de medicina interna del Hospital San Pedro de Logroño (La Rioja), afirma que “gracias al equipo tanto de enfermeras como de médicos, celadores, limpiadoras y auxiliares se pudo paliar y cortar el brote de coronavirus, y para ello fue muy importante el uso de las mascarillas”.

Arrate nos cuenta cómo el uso de mascarillas es crucial para frenar el brote de coronavirus (ver testimonio)

¿Qué mascarilla puedo llevar?

Arrate nos da una descripción detallada de los distintos tipos de mascarillas (ver vídeo)

Saber la tipología de mascarillas que hay en el mercado nos ayudará a elegir aquélla que mejor se adapta a nuestra situación personal. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) distingue los siguientes tipos:

  • Quirúrgicas: Recomendadas para la población sana, ya que resultan muy útiles para evitar contagios desde personas asintomáticas. Protegen a los demás. Su vida máxima es de 4 horas.
  • Higiénicas: Las hay reutilizables, UNE 065, y de un solo uso, UNE 064. Protegen a los demás, no a quien las lleva.
  • FFP2 y FFP3: Las mascarillas filtrantes se recomiendan para sanitarios, cuidadores y población de riesgo. Protegen a los demás pero también a uno mismo. Su eficacia de filtración es del 92% y el 98% respectivamente. Las N95, KN95, KF94 o KF95 son equivalentes. Tienen una vida media de 40 horas.
  • Caseras y antipolvo PM2,5: Son la alternativa a las mascarillas certificadas. Protegen a los demás. En Damos Buenas Noticias te hablábamos de las mascarillas solidarias durante el confinamiento.
  • Con válvula: Facilitan la salida de la respiración sin ningún filtro, de ahí que puedan contribuir a la propagación del virus. La OCU desestima su uso.

¿Cómo debo usarla?

Arrate nos explica la forma correcta de ponerse la mascarilla (ver vídeo)

El Ministerio de Sanidad resume en cinco pautas la manera adecuada de manipular la mascarilla para reducir al mínimo el riesgo de contagio:

  1. Lavarse las manos antes de ponérsela y también después de quitársela.
  2. Tiene que ajustarse a la cara cubriendo boca, nariz y barbilla.
  3. Manipularla a través de las bandas elásticas, evitando tocar la parte frontal interna.
  4. Si se deteriora o humedece, cambiarla por otra.
  5. Las mascarillas desechables deben tirarse en un cubo cerrado; las reutilizables se pueden guardar en un sobre o en una bolsa de tela o papel limpios, y lavarse en casa a más de 60°C con detergente o con lejía diluida en agua (1:50).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: