Chocolate para soñar

La actriz Katherine Hepburn dijo en su momento: “A quien ahora estás viendo frente a ti, es el resultado de toda una vida chocolatera”.

Muchos llevamos una vida chocolatera que se ha fortalecido en estados de alarma y tiempos de pandemias. El chocolate es una gran noticia cuando comprobamos que no se ha acabado el último trozo de la alacena. Con una onza de chocolate en casa podemos viajar a museos donde nos transportan, literalmente, a mundos mágicos y sensoriales. Los tenemos en España, como los maravillosos de Barcelona y Sevilla, y podemos volar un poco más lejos para visitar el de Victoria (Australia), Alsacia (Francia) , Colonia (Alemania) y, por supuesto, el de Ciudad de México (México).


©Pixabay

Tres películas

Como agua para chocolate es un sensual libro de la mexicana Laura Esquivel repleto de olores y sabores que se vio plasmado en una evocadora película dirigida en 1992 por Alfonso Araú.

De ahí viene el chocolate. De la tierra de los olmecas, de los mayas y los aztecas. El chocolate tiene su origen en México, donde el dios Quetzalcoatl regaló, según cuenta la leyenda, el árbol de cacao a los hombres, que años después se bautizaría con el nombre científico Theobroma Cacao, que significa en griego “alimento de los dioses”.

“Está como agua para chocolate” significa estar furiosa y molesta, y eso ocurre cuando a una le sirven un chocolate recalentado: “Ni amor reanudado ni chocolate recalentado”, dice el refrán.

En otra película, Chocolat (2000) de Lasse Hasström, la actriz Juliette Binoche ofrece tazas con líquido acogedor o dulces que responden a los deseos de los demás. Algunos deseos aparecen recalentados. 

En este recorrido regalamos “chocolate por la noticia” por cuanto no hay novedad en lo visto, soñado y escrito, pero dado que son “las cosas claras y el chocolate espeso”, podemos trasladarnos a la onza y a la tableta que surgía maravillosamente de Charlie y la fábrica de chocolate (2005) de Tim Burton y protagonizada por Johnny Deep.

Hay sabores, ‘negrores’, aromas, texturas, mezcolanzas y hay quien dice que el chocolate no existe, pero aún nos quedan unos trozos escondidos tras el arroz integral.

©Pixabay

Seis museos

Y como parece que estamos en una época de ahorro imperativo, es decir, con “el chocolate del loro”, cogemos de la despensa solo un trocito, lo justo para que quede negro y jugoso en nuestro paladar. Entonces sí que navegamos imaginariamente por los mejores museos de chocolate del mundo.

Hay muchos, pero seguro que uno inolvidable es el que se encuentra en Colonia (Alemania): Museo Imhoff-Stollwerck, inaugurado en 1993 con un recorrido de 3.000 años de historia del chocolate.

También nos hace soñar el museo Los Secretos de Chocolate, en Alsacia (Francia), con distintas áreas temáticas para aprender a degustar la amplia variedad de esta tentación.

El Museu de la Xocolata de Barcelona nos lleva a talleres, cursos y actividades diversas que siempre pueden consagrarse con una buena taza caliente provista de un gran porcentaje de cacao.

En Estepa (Sevilla), en un edificio enorme de finales del siglo XIX, se encuentra Chocomundo. En sus 1.300 metros cuadrados podemos recorrer casi literalmente la historia del cacao.


Australia ofrece, en Victoria, increíbles paisajes hechos con chocolate. Se llama Phillip Island Chocolate Factory y es toda una atracción turística y degustativa. Tiene la cascada de chocolate más grande del mundo.

Y seguimos soñando y viajando hasta llegar a Ciudad de México, con su museo Mucho Chocolate, con una estupenda colección de piezas mexicanas, europeas, americanas y asiáticas, de entre los siglos XVII y XX, relacionadas con el universo chocolate.

Se dispersó el trocito de chocolate en nuestra boca pero nuestra vida sigue siendo, definitivamente, chocolatera.

Un comentario sobre “Chocolate para soñar

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: