Damos Buenas Noticias cumple seis meses

Damos Buenas Noticias surgió de la espontaneidad y la vocación periodística de siete amigos de facultad. Nunca habíamos pensado en crear un proyecto juntos, aunque ya habíamos hecho nuestros pinitos juntos en una radio local en el tiempo de la Universidad. Estábamos lejos, en lugares diversos, incluso con distintos husos horarios, pero las nuevas tecnologías nos dieron la pista y no dudamos en aprovecharla.

Desde el 14 de abril nos hemos reunido, hemos debatido y, sobre todo, hemos sacado el lado más positivo de las cosas. No ha sido fácil, nos hemos dado cuenta de que muchas noticias tienen una cara amable y otras no tanto.

Pero ahí están nuestras crónicas. Seis meses después del lanzamiento, celebramos su existencia y compartimos lo que ha supuesto en nuestras vidas.

Sonríe, respira, la vida es bonita. Una taza muy inspiradora @RuthCorujoSaavedra

Una brizna de aire fresco

Beatriz (Miami). Desde el estallido de la pandemia, mi trabajo habitual (en una redacción) ha sido frenético… y no necesariamente para dar buenas noticias. El coronavirus lo ocupa casi todo y, por la zona en la que me encuentro, las elecciones de Estados Unidos llenan el resto. Por eso, colaborar con DBN es para mí un alivio, un regalo, una excelente oportunidad de poder escribir otros textos. Me siento muy afortunada de tener este espacio, que me sirve además para mantener una conexión constante con España y con lo que está sucediendo allí, tanto por las informaciones que leo para documentarme como por las conversaciones con mis buenísimos amigos y compañeros en esta aventura.

Todavía no se vislumbra el final

Toño (León). Han sido semanas complejas, difíciles de definir. Las conversaciones sobre la Covid encerrados en casa desde marzo se volvían un constante choque de emociones y realidades que hacía plantearme cómo sería el futuro cuando todo pasase… DBN supuso aire fresco, por un lado, por recuperar los contactos, por restablecer espacios de afecto con personas que siempre han estado ahí, por reincidir en debates con diferentes puntos de vista… pero también una bocanada de realidad para recuperar el pulso de la actualidad, de la realidad social y retomar el contacto con uno de los motivos que me hizo ser periodista. 

Las dos caras de la moneda

Esperanza (Reading). En estos tiempos inciertos parece que la certidumbre es lanzar la moneda y perder siempre. DBN nació para balancear ese pálpito de pérdida y desesperación. Sin ser ajenos a la realidad, nos hemos empeñado durante estos seis meses en darle más peso a esas buenas señales que sigue dando la vida porque, cuando se comparten, entre todos se hacen más reales y acaban alimentando la fortaleza de grupo y el coraje personal. DBN es un proyecto resiliente que se ha hecho a sí mismo sin asperezas, con mucho entusiasmo y honestidad, de forma remota y pensando en la luz que deja una lectura en positivo.

El miedo invisible

Juan (Alcalá de Henares). Mucha gente ha comparado la pandemia del coronavirus con una guerra y es cierto que tiene algunas analogías, la más cruel, sin duda, es la muerte. Si esto es una guerra yo distingo dos enemigos igualmente invisibles y muy peligrosos: el virus y el miedo. Miedo a lo desconocido, miedo al vecino, miedo al compañero, incluso miedo al familiar. Por eso Damos Buenas Noticias ha supuesto para mí un modesto antídoto contra el temor mostrando que la vida sigue y que se abre paso en los peores momentos. El historiador romano, Tito Livio escribió que “el miedo siempre está dispuesto a ver las cosas peor de lo que son”, quizás por eso DBN es una ventana por la que cada día entra la luz de la vida iluminando un rincón de la realidad en el que no hay miedo.

En seis meses, hemos publicado más de 120 noticias. @BeatrizDíez

Un suspiro o una sonrisa

Ruth (Lanzarote). Cuando hace seis meses hablábamos de lo poco que sabíamos de la pandemia y del estado de ánimo de los que nos rodean, nos dimos cuenta de que estábamos constriñendo nuestras vidas a un solo asunto, grave y desconocido, que estaba invadiendo nuestra existencia. Y vimos que a nuestro alrededor hay mucho más que una enfermedad inexplicable, con la que tenemos que tomar todas las precauciones posibles y seguir con la cabeza bien alta mirando las estrellas y pisando bien fuerte nuestro planeta. En mi caso, se me llenan de cosquillas el estómago y el corazón cuando una buena noticia llega a mi retina. Suspiro de alivio y relajación cuando sé que nuestras noticias producen sonrisas. Y me siento afortunada por contar con unos amigos cargados de este espíritu luchador y conocedor de la riqueza de nuestras vidas.

La naturaleza compleja de las noticias

Pilar (Madrid). Damos Buenas Noticias surgió como algo inesperado, algo provocado por una mezcla de incertidumbre y de necesidad de creer que las cosas podían ir a mejor en tiempos de pandemia. Algo tan complejo nos unió en un proyecto común: dar buenas noticias. La tarea no es fácil. El contexto no ayuda. Y las noticias siempre tienen muchos más ángulos y enfoques de los que pensamos. Buscar “buenas noticias“ en estos meses me ha adentrado en nuevos mundos y en temáticas inexploradas. Cuando profundizas en algo, aprendes, y aprender es algo maravilloso, que no deberíamos dejar de hacer nunca. Por eso, DBN y la reflexiones del grupo sobre la naturaleza de las noticias me reconcilia cada día con “las pequeñas cosas de la vida“.

Un oasis en medio del caos

Sara (Huesca). Desde aquel 14 de abril muchas cosas han pasado, y al mismo tiempo es como que los acontecimientos se niegan a avanzar hacia donde todos querríamos. Ante una realidad tozuda, qué mejor que buscar paraísos, artificiales o no, y el nuestro se llama Damos Buenas Noticias. Un nombre que puede sonar utópico, como la lucha de David contra un Goliat invisible, pero no perdemos la esperanza en vencer algún día. De momento hemos estrechado lazos y no nos han faltado motivos para celebrar que la vida continúa, seguimos cumpliendo años e incluso tejiendo proyectos de futuro. En algunos momentos parecen fallar las ideas; alguien, yo misma, confiesa cansancio y desmotivación. Y siempre una mano amiga, en ese hilo que nos une, tira hacia adelante, la esperanza se asoma, y se hace de nuevo el milagro. 

Un comentario sobre “Damos Buenas Noticias cumple seis meses

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: