Y 8 meses después, cantaremos el cumpleaños feliz

Después de meses haciendo y deshaciendo planes para venir a España, por fin estoy en casa.

No ha sido una decisión fácil ni tomada a la ligera. Soy muy consciente de los riesgos de viajar en tiempos de covid y más para pasar tiempo con mi madre, una mujer de 85 años (en realidad, 84 años y 20 meses, pero eso lo explico más adelante).

El vuelo desde Miami iba medio vacío ©Beatriz Díez

He seguido todas las indicaciones: test negativo para poder subir al avión, mascarilla (doble), distancia social y mucho lavado de manos.

Lo más complicado va a ser no abrazar como quisiera a todas esas personas a las que no veo desde hace casi un año y a quienes tanto he echado de menos.

Viajes cancelados

La primera desilusión llegó en el mes de marzo.

La pandemia ha obligado a aplazar numerosas celebraciones ©Pexels.

Íbamos a celebrar el 85 cumpleaños de mi madre. Pero coincidió con el momento de mayor desconcierto y preocupación global ante la rápida propagación del coronavirus y los países comenzaron a cerrar sus puertas.

Ella, Alma, convirtió el revés en un juego y dijo que, en ese caso, no cumpliría años hasta que llegara el momento de encontrarnos.

Dijimos que sería en julio.

Pero llegó el verano y, aunque Europa relajó las restricciones para darle un impulso al turismo, la precaución me llevó a posponer el viaje una vez más.

Sería en septiembre. Tampoco.

Ahora, 8 meses después, ha llegado ese momento. Por fin Alma aceptará cambiar la cifra de su edad, antes de que llegue el cumpleaños de 2021.

#NoSomosTuristas

Quienes vivimos en el extranjero estamos muy pendientes de las normativas que se aprueban en nuestros países de acogida y también de las que se deciden en España.

Para entrar en España hay que tener una PCR negativa ©Universidad de Otago.

Por eso, cuando anunciaron que a partir del 23 de noviembre iba a ser obligatorio tener en mano el resultado negativo de una PCR realizada dentro de las 72 horas previas a la llegada comenzó a circular en redes el hashtag #NoSomosTuristas, que incluso se convirtió en una petición en change.org para que el gobierno reconsidere la medida.

No es que tengamos el capricho de venir por navidad. Es más complejo que eso.

Comprendemos que se deben adoptar medidas de precaución. Estamos dispuestas a respetarlas, pero también nos gustaría que se entendiera que, para muchos, este es uno de los pocos momentos en el año en que coinciden las vacaciones propias con las de nuestros seres queridos en España.

No queremos poner en riesgo la salud de la gente a la que más queremos. Pero poco a poco la balanza se inclina al otro lado y te preguntas si no estarás perjudicando la salud mental por proteger la física.

Alma celebrará, por fin, su 85 cumpleaños ©Beatriz Díez.

En nuestro caso, mi madre lo tenía claro. Ya había pasado demasiado tiempo. Me convenció para que viniera. Me ayudó a despejar el dilema de qué era lo más importante y, en un acto de generosidad, me quitó el sentimiento de culpa.

Encontrarla al otro lado de la puerta al llegar a casa, intuir una sonrisa en sus ojos brillantes sobre la mascarilla y hacer planes para, por fin, celebrar su 85 cumpleaños, ha sido para mí la mejor noticia de este final de año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: