Sí a la creatividad

La creatividad tiende a asociarse con habilidad artística, pero es mucho más que eso. La personalidad creativa es capaz de resolver problemas desde un enfoque original y genuino aportando soluciones innovadoras. Da respuestas sorprendentes a cuestiones en principio incompatibles.

Además, crear algo nuevo partiendo de cero es un reto que, una vez cumplido, aporta altas dosis de gratificación. En una palabra, el inventar nos ayuda a sentir mejor.  

Educar en la inventiva

Las iniciativas educativas que fomenten la imaginación y la expresión personal benefician no solo a los niños y a los jóvenes, sino a la sociedad en general. Un pensamiento creativo de grupo permitirá desarrollar herramientas para enfrentarse a los problemas más complejos.

A diferencia de lo que se piensa, el talento creativo no es exclusividad de unos pocos. Todo ser humano está capacitado de un modo u otro: con talento se nace, pero este también se hace. Tiene que ver con la experiencia. Los desafíos y reveses que nos encontramos a lo largo de la vida ayudan a reforzarlo.

Fomentar actividades plásticas en la infancia contribuye a forjar una mente adulta crítica y flexible.

5 claves para estimularla

  1. Los hábitos de consumo cultural, como la lectura, frecuentar el cine, ir a museos y exposiciones, conciertos, etc. tienen un efecto inspirador en el cerebro.
  2. Las actividades plásticas y, en general, cualquier expresión artística y artesanal son un caldo de cultivo ideal para desarrollar la creatividad en su estado más puro.
  3. Los juegos de mesa, en especial los de estrategia, así como todo tipo de acertijos y adivinanzas, al margen de la lógica tradicional, propician conexiones novedosas entre las ideas. Es lo que se denomina “pensamiento lateral”.
  4. Favorecer los ratos en soledad y calma, o practicar la meditación, ayudan a que el torbellino de ideas fluya y estas se materialicen.
  5. A los más pequeños, el juego libre, sin reglas predeterminadas, les permite explorar su propia subjetividad y desarrollar un pensamiento original y activo.

Creatividad y resiliencia

En tiempos de incertidumbre, como el que atravesamos ahora, la facultad de crear es especialmente necesaria para procesar y reformular la información de manera fluida. También para poner en práctica estrategias de supervivencia. En este sentido, la creatividad está muy ligada a la resiliencia: una mente creativa es capaz de resistir y adaptarse antes a las situaciones difíciles.  

Vivimos un momento idóneo para recordar lo que decía Albert Einstein: “En momentos de crisis, la imaginación y el poder creativo son más decisivos que el propio conocimiento“.

Un comentario sobre “Sí a la creatividad

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: