Leer, leer… ese gran placer

«El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho»

Miguel de Cervantes Saavedra, escritor español

Hace unos días hablábamos de la radio como gran compañera de la vida de muchas personas, hoy hablamos de la lectura. La lectura como ocio. Esa actividad que nos adentra en mundos desconocidos, o conocidos, fantásticos, mágicos, y nos acerca a la historia o a la ciencia ficción. Nos permite conocer nuevos personajes y hasta convertirnos en ellos.

La lectura nos brinda conocimiento, enriquece nuestro vocabulario, nos libera de prejuicios y estimula nuestra imaginación. Nos agudiza los sentidos y emociones y nos recuerda que estamos vivos en uno de muchos mundos.

A nadie se le escapa que leer nos enriquece. Sin embargo, la lectura como ocio es un hábito que ha ido perdiendo popularidad con los nuevos modos de vida, las nuevas tecnologías y otras formas de entretenimiento mucho menos exigentes como pueden ser la televisión o los videojuegos.

Hace unos meses comentábamos que la pandemia estaba incrementado los índices de lectura. Pues bien, hoy podemos constatar ese dato, lo que sin duda es una buena noticia.

Un titular reciente de la revista Traveler lo decía todo: “la lectura alcanza récords históricos durante la pandemia”. Según el Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España 2020, el número de lectores frecuentes (de 14 años o más) alcanzó el 68,8 % en el año de la pandemia (2020). La media de lectura semanal por ocio durante los meses de confinamiento se situó en 7 horas y 25 minutos a la semana.

Junto al número de lectores frecuentes y al incremento del tiempo dedicado a la lectura por ocio, se sumó otro dato alentador: la venta de libros aumentó. En todos los formatos, digital y en papel. Y la librería tradicional se mantuvo como el principal canal de compra para un 71,1 % de los lectores y lectoras. Seguramente las iniciativas puestas en marcha por los propios libreros aunando lo digital y lo tradicional han dado sus frutos.

Lo que está claro es que la lectura y los libros han sido grandes aliados en el confinamiento y en el tiempo posterior, en el que la incertidumbre y las restricciones han seguido alejando una normalidad soñada y un ocio en el exterior.

«Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro»

Emily Dickinson, poeta estadounidense

Para que este empuje no decaiga siempre surgen iniciativas que animan a la lectura, sobre todo destinadas a un público joven, como Goodreads o Toldy. Toldy ha sido bautizada como el “Spotify literario”, y es una aplicación que pone a disposición numerosos relatos con el objetivo de ayudar a recuperar el hábito de lectura. Se puede leer en móviles y tabletas y ofrece una selección de lecturas en función del tiempo disponible de la persona usuaria. No está destinada a reemplazar al libro, no es la intención de sus autores argentinos, pero sí volver a atraer al lector a la lectura.

No voy a caer en la tentación de recomendar un libro, pero sí voy a caer en la tentación de recomendar que lean y lo disfruten.

“Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora”

Proverbio hindú

Foto portada: ©Pilar Forcén.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: