5 consejos para cuidar la vista, también afectada por la pandemia

Fue mencionar que iba a escribir sobre el deterioro de la vista en tiempos de pandemia y enseguida varias personas de mi entorno me dijeron que lo habían notado.

Y no es solo cuestión de edad, que también.

Antes de la llegada del coronavirus ya pasábamos mucho tiempo frente a las pantallas, para cansancio de nuestros ojos.

Ahora, el trabajo o estudio desde casa más la afición a ver series y películas para sobrellevar el confinamiento no han hecho más que multiplicar las horas que pasamos ante los ordenadores y otros dispositivos tecnológicos.

Expertos han estudiado la relación entre la covid-19 y el aumento de casos de miopía en el mundo ©Pexels.com

Todo esto le está pasando factura a nuestra visión.

Picazón, visión borrosa, dolores de cabeza o cansancio en la vista son los problemas más comunes.

Según un estudio publicado en la revista American Journal of Ophthalmology, el exceso de exposición a las pantallas digitales y la limitación de las actividades al aire se asocian con la aparición y la progresión de la miopía.

Las personas con problemas persistentes deben visitar a un oftalmólogo, pero hay cosas que muchos de nosotros podemos hacer para mantener nuestros ojos sanos.

1. La regla 20-20-20

Cuando enfocamos un objeto cercano como una pantalla, los músculos diminutos dentro de los ojos -los músculos ciliares- se contraen.

Esos pequeños músculos y otros alrededor de las cuencas de los ojos necesitan un descanso.

Tenemos que cuidar los ojos y darles descanso ©Pexels.com

Esto se puede hacer fácilmente siguiendo la sencilla regla de 20-20-20: cada 20 minutos, mira algo al menos a 20 pies de distancia, que son unos seis metros, durante 20 segundos.

Esto evita que los músculos de los ojos trabajen en exceso.

Para que no se te pase el tiempo, una solución práctica para cumplir con la regla es programar una alarma.

2. Parpadeos frecuentes

Lo hacemos automáticamente y en general no nos paramos a pensar en ello, pero parpadear es realmente importante.

Los párpados funcionan como un limpiaparabrisas, eliminan el polvo y la suciedad y lavan la superficie del ojo con líquido lagrimal.

Parpadear también aclara el líquido estancado y agudiza la visión al mantener húmeda la córnea o la capa superficial del ojo.

Los especialistas recomiendan que, en los descansos, aproveches para cerrar los ojos por completo ©Pexels.com

El problema es que, según muchos estudios, parpadeamos con menos frecuencia cuando leemos en una pantalla.

3. El tamaño sí importa

No se recomienda trabajar durante períodos prolongados en un teléfono inteligente o una tableta, porque el texto es demasiado pequeño.

Cada uno somos diferentes, pero debemos encontrar el tamaño de fuente que nos resulte más cómodo para una lectura continua.

También es recomendable ajustar el brillo de la pantalla para que encaje con el nivel de luz del lugar donde estemos.

La colocación de la pantalla es fundamental ©Pexels.com

Hay que evitar trabajar en una habitación oscura con una pantalla brillante.

4. Ajustes de pantalla

Se considera que la pantalla debe estar a la distancia de un brazo o de 40 a 75 centímetros de tu cara.

Lograr la distancia correcta es complicado con los ordenadores portátiles o los teléfonos móviles, que a menudo están demasiado cerca de los ojos.

Si la pantalla está demasiado cerca, corres el riesgo de sobrecargar continuamente los músculos de los ojos.

Y si estás demasiado lejos, tendrás dificultades para ver los pequeños detalles.

Los expertos aconsejan colocar la pantalla de modo que quede de lado o de espaldas a la ventana, para minimizar el reflejo de la luz solar.

También vale la pena pensar en la altura de la posición de la pantalla, que debe estar al nivel de los ojos o ligeramente por debajo.

Esto también sirve para evitar la tensión de hombros y cuello, como contábamos en DBN hace unas semanas.

5. Disfrutar del aire libre

Como decíamos en el caso de los cuidados de espalda, para la vista también es necesario tomar descansos frecuentes.

Si puedes, intenta salir al aire libre para aliviar la presión en los ojos. Y si no puedes salir de casa, por lo menos abre la ventana y transpórtate con la imaginación y los ojos cerrados a tu lugar soñado.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: